dish network salem new hampshire
Franchise Consulting Services

PUEBLOS COMUNIDAD VALENCIANA                                                  VALENCIA

Datos del Pueblo

Alzira

Pueblo

 Localidad: Alzira

Municipio

Alzira / Comarca: La Ribera Alta

Provincia

Valencia

Comunidad

Valenciana

Habitantes 2003

41.920

 

Ayuntamiento

Dirección

Sant Roc, 6

Código postal

46600 

Teléfono

962400450

Fax

962401391

Oficina Turismo

Contactar con Teléfono citado

Web Oficial

Ayuntamiento de Alzira

Web de Interés

Tu guía de Alzira en Internet

Alzira Pagina personal

Web oficial de la UD Alzira

Semana Santa de Alzira

Falles d'Alzira (València)

El Archivo Municipal de Alzira

Alzira Página oficial del la FVMP

E-mail municipio

Contacto
 

Añadir Fotos

Nucleos de Alzira:  Les Barraques, Santa Maria de Bonaire, El Torretxo; La Barraca d'Aigues Vives: Santa Marina,  La Garrofera, El Pla de Corbera, El Respirall, San Bernardo, Vilella.   

El término municipal de Alcira limita con las siguientes localidades:
Alberique, Algemesí, Gavarda, Antella, Benifairó de la Valldigna, Benimodo, Benimuslem, Carcagente, Corbera, Favareta, Guadasuar, Llaurí, Masalavés, Poliñá del Júcar, Simat de Valldigna, Sumacarcer, Tabernes de Valldigna y Tous, todas ellas de la provincia de Valencia.

Situado en su mayor parte en la margen derecha del río Júcar. El término está dividido en dos sectores, uno de 83,24 km² y otro de 28,22 km², llamado La Garrofera, el cual se halla separado por los términos municipales de Masalavés, Benimuslem, Alberique y Benimodo, formando un enclave.
La superficie del término es muy irregular, siendo completamente llana en las márgenes del río Júcar; hacia el sureste se extienden, paralelamente entre si, las sierras de Corbera, la Murta y Les Agulles, entre las que se desarrollan, los valles de la Murta, la Casella y Aigües Vives, mientras que el sector de La Garrofera está accidentado por las vertientes orientales de la sierra de Tous.
El término de Alcira está atravesado por el río Júcar, al que afluyen el río "dels Ulls" o "Riu Verd" por su margen izquierda y el barranco de Barxeta por la derecha. El Júcar fue navegable hasta Alcira por barcos de pequeño tonelaje, navegación que se mantuvo hasta el siglo XVI.
El clima es de tipo mediterráneo, con una brusca transición del estiaje estival a las abundantes lluvias otoñales, de tipo torrencial, que producen frecuentes inundaciones
Se accede a esta ciudad, desde Valencia, a través de la A-7. También cuenta con estación de ferrocarril de la línea de Cercanías C-2 de Valencia. (RENFE). Además se puede acceder a Alcira en autobús desde Carcagente, Algemesí, Cullera y Sueca.

A pesar de la cantidad de yacimientos prehistóricos que hay -del paleolítico las casas de Xixerá y la cova d'Alfons; del neolítico la cueva de las Arañas y la cueva de los Gatos; de la edad de bronce la montaña Assolada y las casas de Montcada; de la época romana el almijar de San Bernardo y la necrópolis del camino de Albalat- los orígenes no están claros. Los historiadores y los estudiosos han manifestado sus opiniones de manera dispar.
Para algunos la ciudad se la sucesora de la Sucro ibérica, otros buscan los precedentes en las villas romanas (Materna, Vilella, Casella, etc) y señalan una concentración de la población en el núcleo de la villa, y por último están los que, de la misma forma señalan esa concentración pero a partir de las alquerías musulmanes repartidas por el término.
Fue fundada por los árabes con el nombre de Al-Yazirat Suquar (en español, La Isla del Júcar).
Durante el dominio musulmán, Alcira fue una población muy importante que llegó a tener gobernación propia. Con los almorávides fue foco destacado de diversas rebeliones contra los cristianos y con el intento de unificación almohade pasó a declararse partidaria de estos. La villa, baluarte completamente amurallado, contaba con unas cuantas mezquitas, casas de baño, molinos, etc. El tratado geográfico de Al-Zuhví, escrito hacia el 1147, señala la existencia en Alcira de un grande puente de tres arcos, obra antigua y de excelente factura, así como que sus habitantes eran gente acomodada. De entre los alcireños de la época destacan los escritores: Ben Jafacha, Al-Zaqaq, Ben Amira y Ben Thalmus, los jurisconsultos: Ben Abil Kasal y Abu Baker, el historiador Algapheker abu Abdalla y el matemático Ben Rian entre otros.
El 30 de diciembre del 1242 conquista la villa Jaime I de Aragón, quien concedió infinidad de privilegios, entre los que destaca el de mero y mixto imperio con jurisdicción en causas civiles y criminales sobre 42 pueblos, así como el título de Coronada y Fidelísima Villa Real. Durante esta época tuvo voto en las Cortes del Reino de Valencia. El monarca aragonés renunciará a la corona en favor de sus hijos, en Alcira donde, según la tradición, morirá en 1276. Alfonso I, en 1286, le concedió la facultad de celebrar ferias. La villa tomó parte activa en la guerra de La Unión, participó en las Cortes del Reino y ejercitó un papel destacado en el Compromiso de Caspe. Los siglos XVI y XVII supusieron un receso en el orden político y económico. Se segregan de la villa: Carcagente, Guadasuar y Algemesí, y sufre los efectos de la expulsión de los moriscos (1609).
En la Guerra de Sucesión se declaró partidaria del archiduque Carlos por lo que Felipe V, tras vencer la guerra, abolió todos sus fueros y privilegios. Durante la guerra contra los franceses, en 1811 se trasladó a Alcira la Junta de Defensa de la provincia. En 1820 se crea el partido judicial de Alcira. En 1853 el ferrocarril llega a la villa. El 8 de agosto del 1876, Alfonso XII, en consideración a la importancia que por el aumento de la población y desarrollo de su industria y su comercio había conseguido la villa, le concedió el título de ciudad. El 1885, Alcira se prestó al insigne doctor Jaume Ferrán Clua para que experimentara la vacuna anticólera. El Júcar, azote de la población, ha provocado daños a la ciudad a lo largo de su historia. Las riadas de 1320, 1473, 1779, 1864, 1982 y 1987, entre otros, son buen ejemplo, pero es el 20 de octubre de 1982 cuando se produjo una de las más trágicas páginas de la historia de Alcira: la Pantanada de Tous. La presa de Tous reventó y toda la comarca permaneció inundada bajo las aguas del Júcar, en un episodio que en estos momentos no está aún suficientemente aclarado. Se recuerda la visita del papa Juan Pablo II que aterrizó en helicóptero en la montañeta de San Salvador (cuyo nombre procede de la iglesia que la corona) testigo de primera mano de la tragedia.
Actualmente Alcira se ha convertido en una populosa urbe que ejerce la capitalidad administrativa, comercial, industrial y agrícola de la comarca de la Ribera Alta. La ciudad viene marcada por un carácter que tiende hacia la descentralización respecto de Valencia. Esto ha permitido que se hayan desarrollado los servicios necesarios (financieros, tributarios, jurídicos, comerciales, sanitarios, educativos) para dar cobertura no sólo a los ciudadanos, sino también a los habitantes de las poblaciones circundantes y comarcas vecinas.

buscador google
Búsqueda personalizada
Destinos Comunidad Valenciana
Menú
Usuario
Nombre:

Contraseña:

Recordar



¿Recuperar la contraseña?

Regístrese
Buscar
Codigos Postales Nucleos Poblacion