dish network rindge new hampshire
ECM

PUEBLOS COMUNIDAD VALENCIANA                                                  VALENCIA

Datos del Pueblo

Catadau

Pueblo

Localidad: Catadau

Municipio

Catadau / Comarca: La Ribera Alta

Provincia

Valencia

Comunidad

Valenciana

Habitantes 2003

2.487

 

Ayuntamiento

Dirección

Horno, 1

Código postal

46196 

Teléfono

962550002

Fax

962551090

Oficina Turismo

Contactar con Teléfono citado

Web Oficial

Ayuntamiento de Catadau

Web de Interés

Catadau situado en "La Vall dels Alcalans"

Catadau Página oficial de CIVIS

Catadau Federación Valenciana de Municipios

E-mail municipio

catadau@gva.es
 

Añadir Fotos

El término municipal de Catadau limita con las siguientes localidades: Alfarp, Carlet, Dos Aguas, Llombay y Tous, todas ellas de la provincia de Valencia.

Municipio situado en la Vall dels Alcalans en la orilla oeste (margen derecha) del río Magro. Geográficamente, Catadau se ubica en la parte central de la Comunidad Valenciana, es decir, en el centro de gravedad de su territorio, aunque no en el centro de gravedad que se refiere a la distribución espacial de su población, el cual quedaría más hacia el este.

La superficie del término es bastante llana, a excepción de los sectores suroeste, donde se alzan las lomas de Matamón, con el vértice geodésico de tercer orden del Quencall (512 msnm) y oeste, hacia la Sierra del Caballón (La Colaita), donde se encuentran las mayores alturas del término, en el Alto de Los Cuchillos, con unos 760 msnm. El río Magro, procedente del norte, sirve un trecho de límite por el este; drenan el término los barrancos del Puro, la Romana, Roures y Ample; el Riu Sec nace dentro del término y, en dirección sureste, sale hacia los términos de Carlet y Benimodo, donde desaparece en el cauce de varias acequias y canales de riego. Las principales partidas del término municipal son las de la Sequía Nova, Les Covatelles (en parte), Les Salinetes (El Pla), Els Recóns, La Heretat y La Figuera, de regadío, y del Barranc Ample, del Tollo y otras, donde predomina el secano, aunque cada vez menos por el desarrollo del sistema de riego por goteo.
En la tierra sin cultivar existen pinares y matorrales, como puede verse en parte, en la imagen. Cavanilles hace una minuciosa referencia a las plantas que crecen en los eriales o tierras sin cultivar de la zona: labiérnagos, ramnos, palmitos, lentiscos, siderites romana, espliego, oropesa, aguavientos, olivarda, yerbagatera, gordolobo sinuado, dedalera, gramas, xaras, tomillos, coronillas y astrágalos, entre otras plantas.

Existen dudas sobre la época en que se pobló por primera vez este término, ya que los restos aparecidos en la Cova de l’Avellanera desaparecieron sin ser objeto de un estudio científico. Al parecer se hallaron varios cráneos humanos, astas de ciervo, vasos y fragmentos de cerámica tosca, conchas de moluscos marinos y caracolas de tierra, una posible punta de flecha y otros objetos de sílex, hachas de piedra pulida y monedas romanas imperiales. Por este motivo puede dudarse de la clasificación de neolítico que se ha dado de este yacimiento al que, por la descripción de los materiales que ha llegado hasta nosotros, puede considerarse como una cueva de enterramiento colectivo del Eneolítico con un estrato superior de la época romana.
La más antigua huella humana que nos ha quedado de este término puede creerse que es de la primera edad de los Metales. Este territorio fue intensamente poblado en plena Edad del Bronce, siendo varios cerros y puntales los que conservan restos de poblados del Bronce Valenciano. De época ibérica son unos fragmentos de cerámica pintada, entre ellos uno con parte de la figura de un caballo, aparecido en la partida del Granotar, donde posteriormente hubo un asentamiento romano que proporciona cerámica sigillata y restos de ánforas. De época indeterminada es el enterramiento del Poble Nou.
Pero, en definitiva, los núcleos primitivos de población del Marquesado (Catadau, Llombai y Alfarp) tuvieron orígenes romanos, como lo atestiguan los palacios y castillos construidos por los romanos, de los que hoy sólo quedan algunas ruinas y otros restos arqueológicos. Es la obra de Francisco Benlloch la que da una información bastante amplia de dichos restos arqueológicos.

Catadau fue una alquería musulmana donada por Jaime I a Guillem Aulàbia en 1238. En 1357 compró su jurisdicción Ramón de Riusec, pasando al final del siglo XIV a la familia Centelles y en el siglo XV a los Borja, duques de Gandía.
En 1530, Carlos I concedió al cuarto Duque de Gandía el título de marqués de Llombai, cuyo territorio comprendía Alfarp, Catadau y Llombai.
El primero de mayo de 1611 se concedió carta puebla para la repoblación del municipio. En 1649 se construyó la iglesia aunque todavía formaba parte de la parroquia de Llombai. Y en 1750 se ampliaron las obras de la misma.
Según consta en el libro de Benlloch, Catadau tenía ya 184 casas habitadas en 1756, lo que significaba que en poco más de un siglo el pueblo había triplicado sus viviendas y habitantes.[2] A mediados de dicho siglo XVIII, Catadau tenía 5.538 hanegadas de secano y 1.719 de regadío, superando en ambos casos a las que tenían los pueblos de Llombai y Alfarp. El principal cultivo era el de la hoja de morera para la alimentación del gusano de seda, como nos recuerda ahora la Plaza del Cuc (gusano) en Catadau. Y el segundo era el olivo para la obtención del aceite.

buscador google
Búsqueda personalizada
Destinos Comunidad Valenciana
Menú
Usuario
Nombre:

Contraseña:

Recordar



¿Recuperar la contraseña?

Regístrese
Buscar
Codigos Postales Nucleos Poblacion